jueves, 31 de julio de 2014

Miedos

  Me he cansado de escribir en 3ª persona porque ya no me sale escribir así, ya he cogido soltura al escribir y no pienso dejar que otras personas influyan en lo que escribo. 
  
  Siempre que tengáis tiempo; escribid lo que sintáis, os ayudará a conectar con vuestro interior. A veces no escuchamos lo que nos dice, pero nos ayuda a entendernos mejor.

  No sabía a qué tenía miedo, hasta que no empecé a escribir. Me da miedo decir lo que pienso porque sé que va a hacer daño a alguien; busco opiniones de los demás para así nunca dar la mía, es algo triste pero cierto. Me da miedo la soledad, no a la soledad de estoy en casa sola; no, no es a esa a la que me refiero, es la de cuando te pasa cualquier cosa ya sea buena o mala poder decírselo a alguien. Por este miedo yo creo que nunca me voy a ir fuera de mi país, y eso es lo que más triste me pone, no poder irme una larga temporada por ahí, alguna parte del mundo. No poder abrir mi mente a otras culturas, me duele un montón. Le estoy cogiendo cierto miedo a enamorarme; de dos que me enamoro y los dos me salen mal. No quiero volver a sufrir, no quiero enamorarme en una larga temporada, porque la que sufre soy yo. No quiero saber nada de tíos hasta octubre (que empieza una nueva etapa de mi vida), ahora: a disfrutar del verano y de mis amigas. Tengo otro miedo, (este no es tan personal); este miedo lo tiene mucha gente, me da miedo las arañas pero mucho me entra el pánico y salgo corriendo. Si me queréis matar ponerme cerca una araña y os juro que me muero. 

  El miedo es grande y poderoso, por miedo dejas de hacer las cosas que te gustan, por miedo dejas de cumplir tus sueños. El miedo te manipula y no te deja ver la luz. Pero hay que afrontar los miedos y seguir con nuestras vidas porque sino no podremos disfrutar de la belleza que tiene esta vida.



                                     A.v   

No hay comentarios:

Publicar un comentario