lunes, 13 de abril de 2015

La chica que solo era un personaje más en una historia ajena

  Escuchando cada latido de su corazón, una dulce sinfonía que me recuerda que él es real, que no sale de mi imaginación. Estoy tumbada, abrazada a él, se me caen las lagrimas y no encuentro la razón. Porque ese momento es perfecto y no debería llorar. Supongo que estaba llorando de alegría, por estar abrazada a él, o puede que llorara de miedo, miedo de que un día dejemos de estar enamorados. 
  Esto son solo palabras de una chica con sueños y esperanzas, solo palabras de una niña boba enamorada. Solo soy yo, abriendo mi corazón al mundo para pintarlo un poco mejor. 
  Creo que todo lo anterior a él, todo los chicos de los que creía que estaba enamorada, no han existido. Ahora veo lo que se define como amor. 

          Y la chica que solo era un personaje más en una historia ajena paso a escribir su propio cuento.





No hay comentarios:

Publicar un comentario